La Vanguardia, 5-6 abril 2007:

Jorge de Persia
Trascendente
… un músico muy importante de su generación.
El mallorquín Toni Parera ha presentado un bellíssimo ciclo inspirado en Les trente-trois noms de Dieu, texto de Marquerite Yourcenar….
La música recorre con una asombrosa libertad el lenguaje y expresa el diálogo que le sugiere la palabra de Yourcenar. Un tratamiento musical con un pianismo de primera; impresiones, abstracción, forma y armonía de profundidad.”
Un encadenamiento de 33 canciones de densidad diferente pero concebidas como ciclo, que encierran un buen potencial de belleza.”

El Cultural / El Mundo 08.05.2008

Arturo Reverter
“De forma sencilla y natural, diestra y sugerente ha sabide traslador Antoni Parera Fons al campo de la canción los aforísticos poemas de Margueriter Yourcenar, … [...] Brevísimos relámpagos, imaginativas resonancias a lo Mompou ecos y giros populares contribuyen a la rica pintura. … La voz es tratada con mimo, la palabra se exprime en sus valores semántico y fonético y recorre una amplísima gama de matices y de alturas. [...] El trabajo del compositor desde el piano es exquisito.

Diari de Balears, 29.06.2008

Parera Fons, Yourcenar i Déu
Conocimiento, inspiración y oficio, las claves de la obra maestra de Parera Fons
Podríamos decir que la madurez de un artista llega cuando lo impulsan a la vez consciencia clara de lo que pretende expresar, excelencia en el oficio e intensidad creativa. He aquí porqué tantos artistas no llegan nunca a la madurez, que a menudo confunden con la decadencia, e incluso con la decrepitud. Quando escuché Los treinta y tres nombres de Dios de Antoni Parera Fons sobre textos de Marguerite Yourcenar en la iglesia de Sant Felipe Neri de Palma, con el barítono José van Dam y el mismo Parera al piano, tuve la clara sensación de que se trataba de una obra de madurez, una obra que cumple con todos los requisitos para se cualificada de esta manera. El acontecimiento tuvo lugar en la semana santa de este año.
Antoni Parera Fons había recibido el año anterior un encargo de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, y había escogido estas miniaturas poéticas de Yourcenar. La autora de Memorias de Adriano, siempre tan atenta a la naturaleza sagrada de las cosas, había buscado el nombre de Dios en instantes, movimientos, barullos, latidos, animales…, y había aconseguido una breve maravilla llena de emoción, de trémula consciencia de lo trascendente. El primer nombre que la escritora da a Dios es “Mer au matin”, el mar por la mañana, y otros son “Vol triangulaire / des cygnes”, vuelo triangular de los cisnes, “Le chameau / boiteux / qui traversa la / grande ville encombrée / allant vers sa mort”: para decir Dios, se puede decir el camello cojo que atraversó la gran ciudad congestionada, de camino a la muerte. También se le puede llamar así: “Cheval qui / court / en liberté”, caballo que corre en libertad.
El compositor quiso saber qué música podía salir de estas palabras (…) y su curiosidad lo llevó a hacer una obra de evocaciones impresionistas, sólidamente construída, luminosa y con todos los destellos de la espontaneidad: como si las palabras de Marguerite Yourcenar contuvieran unos aromas que sólo estaban a la espera del aliento de otro artista para liberarse. Con mucha experiencia en el trabajo con cantantes, Antoni Parera confió su música y las palabras de Yourcenar al barítono belga José van Dam, y, por lo tanto, las probabilidades de construir una obra de arte de altura se multiplicaron. Así lo pudimos comprobar los que asistimos al concierto de Sant Felipe Neri. Y ahora, en edición de Decca, esta joia musica está al alcance de todos.
Antoni Parera Fons ha marcado así un hito en la vida musical del país, con esta obra de madurez de alguien que entiende lo que hace, trabaja con inspiración y conoce el oficio desde la primera línea del pentagrama.
Guillem Frontera